Destellos

Destellos

“DESTELLO” de MÓNICA MARÍN

tumblr_mxv8ufEmPZ1rpowflo1_500

UNA CLÍNICA PRAGMÁTICA

Con la topología de los nudos, cada uno de los tres registros: R,S,I, adquiere, en su manera de anudarse con los otros, estatuto de suplencia.

R deviene ex_sistencia: lo que se situa fuera del cuerpo y de la simbolización, S vale como insistencia: en hacer agujero, marca en el cuerpo, e I vale como consistencia, la que coge el cuerpo para que R y S se trencen en el viviente. De este modo, cada registro tiene estatuto de nominación sustitutiva.

Al final del Seminario R,S,I ,Lacan retoma la tripartición freudiana del ISA: inhibición, síntoma y angustia estableciendo su correspondencia con las tres nominaciones.

Entre R y S, la nominación imaginaria es lo que inhibe el avance de una demostración hecha por el simbólico. La inhibición es la nominación imaginaria.

Entre R e I, la nominación simbólica es lo que permite la invención del síntoma con su envoltura formal. El síntoma es la nominación simbólica.

Y la nominación real que produce el afecto que no engaña es la angustia.

Pero los tres registros pueden anudarse sin los entrecruzamientos que constituyen  una cadena borromea. Puede haber una lapsus del nudo, y no entrelazados borromeos.

Sin embargo es posible un empalme, por ejemplo el caso del sinthome joyciano. Este empalme suplementario en Joyce, es su escritura que repara el error del nudo. La escritura joyciana gracias a la cual él se hace un nombre, es un sinthome, un hilo que mantiene reunidos S y R donde la consistencia del cuerpo no pudo hacerlo..

Un anudamiento determina un modo de defensa contra lo R. Son posibles, entonces,  otros anudamientos, por ejemplo la puesta en continuidad de R,S,I, en el nudo de trébol de la paranoia.

Siendo los tres registros equivalentes, no son distinguibles y lo que importa es la operación de anudamiento. La nominación del modo de goce, es suplementaria a las nominaciones por la inhibición, por el síntoma y por la angustia.

Se inaugura una clínica del sinthome, del empalme, del bricolaje del nudo, una clínica creacionista. Y toman aquí su fundamento las psicosis ordinarias: son psicosis de hecho en las que las nominaciones tienen el aire de hacer nudo, como dice Lacan en el seminario XXIII.

La clínica y las prácticas en general se transforman. En los tiempos de la declinación del padre y del relegamiento del régimen edípico al nivel de costumbres de un mundo antiguo, el último Lacan nos brinda una clínica que es una pragmática up to date.

Mónica Marín. Psicoanalista en Bilbao. Miembro de la ELP y la AMP. AME. Coordinadora SCFBI. Directora del CPBI. Co-coordinadora del ICF-España. Docente SCFBI-ICF

marin1@telefonica.net