Reseña 2

FREUD, S., (1926 [1925]/1992). «Inhibición, síntoma y angustia». Obras Completas. Tomo XX. Buenos Aires: Amorrortu Editores.

En este texto Freud deja atrás la teoría de la angustia como libido transmutada, proceso que se gesta a partir de una elevación de tensión sexual que no puede ser liberada, encontrado su vía de descarga a través de la mutación directa de la libido en angustia ante el fracaso de la represión.

Propone aquí Freud la angustia como respuesta a una señal de peligro ante una exigencia pulsional. Este peligro es la amenaza de castración que amenaza al sujeto y que pondrá en marcha diferentes mecanismos, entre ellos la formación del síntoma, como respuesta.

Siguiendo a Jaques-Alain Miller[i], la diferencia que encontramos entre Freud y Lacan en la relación de la angustia con el objeto es que mientras para el primero la angustia deviene ante su pérdida, con todas las sustituciones que el sujeto produce para preservarlo, para Lacan la angustia surge ante la presencia del objeto en un vacío que debería ser tal y que anula la falta en el Otro, colmado por entero.

En el tramo final del texto freudiano se apunta a lo real de la exigencia pulsional. Más allá de su valor de semblante, como sitúa Miller[ii],  esta viene a constituir una infracción del principio del placer, bajo la exigencia de plus-de-gozar, ubicando el síntoma no ya en el orden del accidente sino en de la necesidad.


[i] Miller, Jaques-Alain (2006). “El tiempo y el síntoma”. Introducción a la clínica lacaniana. Barcelona: RBA.

[ii] Miller, Jaques-Alain (2008). “Síntoma y pulsión”. El partenaire-síntoma. Buenos Aires: Paidos.

Brais Pereira

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: