Cita 27

“Ahora bien, el análisis se funda en el deseo de cobra sentido y el deseo del analista, que es leer el inconsciente, debe plegarse a esto. Si el análisis se funda en este acuerdo, ¿cómo se sostiene la experiencia analítica? Que se sostenga solo significa una cosa: se sigue soñando, se pide un análisis para seguir soñando. De aquí que a veces la que despierta el sueño, la angustia, justifica que se lo ubique como aparente, como un pseudodespertar que solo está allí para permitir seguir soñando.

Nos preguntamos también si abordar el psicoanálisis por la vía del sueño, que es lo que se ha hecho históricamente, es lo mejor, si esta es la vía regia. Y si fuera la vía regia, ¿sería por ello la mejor?

  Lacan señaló otra vía para el psicoanálisis – no se si es regia, pero no me molestaría que fuese proletaria- : el síntoma, que plantea la cuestión de saber de qué modo el sujeto puede advenir al saber sin sujeto; es decir que condiciona la forma misma en que adquiere sentido y goce el saber sin sujeto”.

Miller, J.A (1998). La Vía del síntoma: la vía del sueño (cap26). Los signos del goce (p. 443) Buenos Aires Paidós.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: